14 abril 2005

Datos y contradatos de audiencia. La radio sube.

Los estudios de audiencias en Espa�a, vienen lastrados de la prevalencia sostenida de algunas empresas de comunicaci�n durante a�os y de estrechas relaciones politicas de los grandes grupos comunicativos, fundidos y refundidos con cada cambio de gobierno.
En particular, los datos de la audiencia de radio han sido comidilla, mofa y befa en el off the record profesional.
La televisi�n se benefici� de unos resultados inflados, y a la prensa tampoco le han venido mal los anuncios, cuando todav�a se pod�an jactar de crecer, al menos en n�mero de lectores.
Parece que consolas, m�viles y portables varios no ayudan a conservar la continuidad de aquellos mercados "cautivados".
M�s que el supuesto enemigo fuera, sugiero volver sobre los propios datos, al conocimiento interno.
Intentar� se�alar un ejemplo en antena. Sobre las �ltimas oleadas de oyentes radiof�nicos, Estudio General de Audiencias (investigaci�n telef�nica sobre el recuerdo reciente) y el Estudio General de Medios (h�bitos y cualificaci�n de los p�blicos de los principales medios durante un periodo) difieren en unos 750.000 oyentes sobre un mismo programa. El que menos le da (EGM), mide en La ma�ana de la Cope un mill�n ochocientos mil. A trav�s de su programa de hoy y desde Libertad Digital el director del programa, Federico Jim�nez Losantos, ha repetido como razones de su �xito en un escenario a la baja:
1. el refuerzo de la coherencia entre las tertulias y los informativos (la marca ideol�gica de la cadena),
2. la pluralidad y libertad de opiniones entre los tertuliantes / tertulianos en sus respectivas franjas horarias (el di�logo como g�nero estrella), y
3. seguir el ejemplo de los mejores directores de la radio global, entre los que destacan espa�oles como Antonio Herrero. En la actualidad referente y modelo de otros buenos directores de programas en competencia en esta �poca por la ma�ana espa�ola: Luis del Olmo (Vocento), I�aki Gabilondo (Cadena Ser) y Carlos Herrera (Onda Cero).
Probablemente una de las percepciones m�s acertadas de Antonio Herrero, fue separar el periodismo de la carrera por la actualidad. Primero con las agencias y despu�s con Internet. Cuanto m�s crece y se aproxima la informaci�n al tiempo y a las cantidades reales, m�s necesaria se hace la selecci�n y la focalizaci�n. D�nde centr� Antonio su periodismo, y por qu� no decirlo, su magisterio.
Y con todo �sto podr�a ocurrir que la radio fuera ejemplo y fuente de sugerencias para una de las pr�ximas fases de Internet. Al menos a la Internet de las bit�coras todo esto que recordaba de la radio tampoco le es tan ajeno.
Publicar un comentario