11 abril 2012

¿cómo aprender comunicación con otros para profesiones futuras?

Parece que por fin vuelve la lluvia. Apetece dedicar unas horas a los cursos que preparo para el año que viene. Como buen profesor boloñéEEES, no querría que mi docencia en comunicación dejara a nadie fuera del competitivo mercado laboral. 
La verdad que el neblinoso entorno profesional parece diluirse. Pero un provecto profesor universitario europeo debe otear las salidas o perfiles profesionales y programar sus cursos en consecuencia.
Así que, a la espera de que organizaciones, empresas e instituciones tomen a bien pagar por nuestros esfuerzos...
origen de la imagen
.... nos llenamos los oídos de Feeder, Broadcaster, Community Manager, Curator, etc. Vamos que casi dan ganas de volver a empezar alguna carrera con esos apelativos tan frescos. ¿Pero dónde dan un sueldo, de  eso de lo que se vive, por tan estimulante actividad? 
Nos formamos mientras esperamos que la crisis sea pasajera y que nuestros líderes tengan claro dónde quieren dejar los grupos económicos y los estados europeos. Así que la educación más que el futuro, es el presente. Y debe tener que ver con esos nombres primaverales de ocupaciones digitales que parece deberían sustituir a los clásicos publicitario, relaciones públicas, periodista, bibliotecario...
Muestra el gráfico (ejemplos de estos 4 tipos de portfolio para profesionales de la comunicación) que hay núcleos de funciones de los antiguos profesionales de la comunicación, y de otras profesiones vecinas, que se pueden agrupar. Se conservan del pasado y parece que deberían seguirse proyectando en el futuro inmediato. No veo ninguna prescindible para seguir seguir alimentando esa inmensa producción y divulgación de información, en otros casos comunicación que llena internet y nuestras pantallas a diario.

Creo que una manera de aprovechar el curso próximo es mejorar en las competencias de cada uno de estos cuatro ejes. Me encantaría que se pudiera practicar en pequeños grupos cooperativos, sólo con cuatro personas. Cada miembro del pequeño grupo debería rotar por cada uno de los posibles perfiles quizá profesionales. El liderazgo o la dirección en cada grupo podría además ser rotatorio y acordado por los componentes. No sé si las plataformas universitarias están diseñadas para este trabajo. Tampoco tengo muy claro como encaja en el sistema de evaluación y de actas.


Pero íntimamente estoy convencido de que aprenderíamos más, me parece que sobre algo que precisamente necesitamos, y no creo que lo pasáramos mal en asignaturas con este diseño.
Publicar un comentario en la entrada